“Los logopedas hacemos trajes a medida para cada paciente”

Los alumnos de tercer curso del grado de Logopedia tuvimos el placer de asistir a una conferencia con Magda Giralt, representante de la asociación ACAPPS (Asociación Catalana para la Promoción de las Personas Sordas) y la Rosa Sanvicens, usuaria y presidenta de la asociación TraCe (Asociación Catalana de Traumáticos Craneoencefálicos y Daño Cerebral).

Fue una charla muy emotiva por ambas partes, por un lado la de Magda con una perspectiva más global y objetiva de la asociación y por otra parte la de la Rosa, con una perspectiva más subjetiva y muy emotiva, ya que ella sufrió un traumatismo craneoencefálico hace ya 32 años y nos contó su historia como superviviente a una afasia.

Por un lado, ACAPPS es una asociación que tiene como objetivo defender los derechos de las personas con déficits auditivos y de sus familias. Magda nos explicó el rol del Logopeda a la asociación y nos explicó la campaña que han creado a la asociación raíz de la situación actual con la Covid19, llamada #VullLlegirElsLlavis para conseguir que se hagan mascarillas adecuadas a las personas con deficiencia auditiva para que puedan leer los labios y facilitar su comunicación, ya que los labios son una herramienta muy facilitadora para ellos y llevarlos tapados ante una persona con déficit auditivo es como cortarle las alas a un pájaro.

Una de las frases que más me gustó de Magda fue “los logopedas hacemos trajes a medida para cada paciente”. Considero que esta es la base de la Logopedia: ver que detrás de cada paciente hay una persona con unos sentimientos y unas necesidades específicas completamente diferentes de las de otro paciente y no ver a la persona como el trastorno que padece.

Por otra parte, Rosa nos contó su historia que la puerta acompañante hace ya 32 años. Sufrió un accidente y raíz del traumatismo craneoencefálico sufrió una afasia. Fue muy enriquecedor escuchar su testimonio y cómo vivió ella esta situación, para poder meternos más en la piel del paciente y conocer cómo viven ellos una situación tan difícil y delicada como es la de perder el lenguaje de un día para el otro. Lo que más destacó la Rosa de la afasia es el hecho de tener la horrible sensación de que nadie te comprende. La tarea del logopeda es crucial en este sentido, y tenemos que conseguir dar herramientas y recursos para facilitar la comunicación con el paciente no sólo por un hecho conversacional, sino por un hecho emocional que puede afectar los sentimientos y autoimagen del paciente. Además, Rosa nos explicaba que cada día desde hace 32 años, aunque sea durante un segundo al día, recuerda aquel hecho que le cambió la vida por las secuelas que le dejó aquel accidente.

El hecho de haber tenido estos dos puntos de vista hicieron que la conferencia fuera totalmente recomendable como estudiante de Logopedia y nos hizo reflexionar mucho sobre la que será nuestra profesión y sobre cómo debemos abordar cada paciente de forma individualizada .

Entrada redactada por la alumna Sandra Alonso Jiménez (Seminario V)